Saltar al contenido

Los bancos escolares y su importancia

Al igual que las sillas y mesas son realmente importantes no solo por la comodidad sino también por el hecho de que los estudiantes pueden realizar diferentes actividades grupales y de descanso mientras están en el colegio. Los bancos escolares y su importancia, no por el hecho de ser un banco no hay que tomarle atención al contrario hay que enfocarse en la comodidad al igual que cualquier mobiliario escolar.

Los bancos escolares y su importancia

Los bancos escolares forman parte de la educación. Por ellos deben ser sólidos y eficientes. A diferencias de los pupitres escolares, los bancos tiene la responsabilidad de albergar a los estudiantes en períodos cortos como recesos, eventos escolares y charlas. Por ello es que también adecuarse a las necesidades de los estudiantes.

Los bancos escolares y su importancia

Usos

Los bancos deben tener características diferentes a otro tipo de mobiliario escolar. Y también los materiales dependerán del área donde se encuentren.

  • Gimnasio y canchas deportivas

Por lo general los bancos que se encuentran en los gimnasios son de madera. Estos bancos deben tener soportes de hierro para poder soportar el peso de los estudiantes y movilizarlos de un lugar a otros.

En el caso de las canchas deportivas las infraestructuras son un poco más grandes  y los bancos pueden incluso ser fijos tipo gradas y se pueden construir de diferentes materiales como cemento, hierro con madera, dependiendo del estilo del lugar.

Los bancos escolares y su importancia

  • Bancos en salones

Dentro de las aulas de clases también pueden  haber bancos sobre todo para clases grupales de música, canto, charlas, preparación de obras de teatro y otras actividades extracurriculares. Por lo general son de madera maciza y pueden ser para dos o tres niños como para 10 niños dependiendo del modelos.

De igual modo deben tener patas resistentes y materiales que soporten el exceso de uso. Las tablas deben ser gruesas para que los niños se sienten cómodos, no tienen espaldar por ello se usan en tiempos cortos para actividades especificas. 

  • Bancos de descanso

Estos bancos se pueden encontrar en las plazas de colegios, espacios para recesos entre clases y lo utilizan los estudiantes al menos dos veces al día. La mayoría de las veces son de concreto o cemento.

Edades recomendadas

No hay recomendadas para el uso de los bancos escolares. Por supuesto los bancos que utilizan los niños más pequeños deben tener características específicas, pero no hay una edad límite. Siempre y cuando no utilicen para impartir largas horas de clases no habrá mayores inconvenientes.

Estos bancos como se mencionó anteriormente no tienen espaldar y uso prolongado puede causar dolores de espalda, cabeza e incluso espasmos. La función de los bancos escolares es apoyar ciertas actividades.

Funcionalidad

Si se hace un análisis de la funcionalidad de los bancos escolares se puede a llegar a afirmar que son realmente útiles siempre y cuando se utilice de manera responsable.

En el caso de los bancos que son demasiado altos son especiales para jóvenes, ya que a los niños les provocaría presión en el muslo y  el cuerpo tiende a deslizarse para apoyar los pies en el suelo provocando encorvaciones.

Para los niños este tipo de asientos debe tener el tamaño adecuado según su edad para que tengan un apoyo de ambos pies en el suelo. Como no tienen la posibilidad de mantener la espalda contra un espaldar hay que evitar al  máximo una presión excesiva en el muslo.

En los bancos escolares los niños y jóvenes tienden adoptar posturas libres, estas son recomendadas hasta cierto punto. Si bien es cierto que colabora a liberar el estrés escolar también influyen en el mejoramiento del aprendizaje. Pero el trabajo de mantener cómodos a los niños cómodos en tiempos cortos lo hace muy bien.

Recomendaciones para aprovechar al máximo los bancos escolares:

  • Los niños no deben pasar más de horas sentados.
  • Hay que tomar cuenta que estos asientos se diseñaron originalmente para albergar a varios niños en actividades culturales y recreativas no para impartir clases. La mala postura también puede comprimir los musculosos y hacer que la actividad se vuelva un caos.
  • Los colegios deben utilizarlos para deshacerse de las tensiones escolares. Típicamente, las sillas convencionales tienen asiento rígidos y estos de vez en cuando necesitan ser sustituidos.

Los bancos escolares ofrecen muchas ventajas a nivel interacción, ya que los niños están siempre en constante conversación con sus compañeros, participan en diferentes actividades grupales y al mismo tiempo aprovechan el aprendizaje y las nuevas experiencias.