Saltar al contenido

¿Cómo saber si la silla del pupitre es la adecuada?

¿Te han explicado antes cómo saber si la silla del pupitre que usa tu hijo es la adecuada? Muchas veces el rendimiento de los niños se ve afectado por una serie de factores externos. Aunque no lo crea, el aprendizaje no solo interviene la inteligencia del niño sino también la postura, la infraestructura donde reciben las clases y curiosamente los pupitres incómodos. Pues si, no te asombres, un mobiliario que no este acorde con la ergonomía del niño puede desviar la atención hasta el punto de desinteresarse por el estudio.

Muchos padres no comparten esta idea porque no se han visto envueltos en esta situación. Estudios han revelado que tener buenas posturas corporales cuando se está estudiando es esencial para el crecimiento de cada niño. Lógicamente eso no lo pueden lograr solos necesitan un mobiliario que se adecuen las necesidades de cada edad.

Es por ello que muchas escuelas han comenzado a cambiar esos rígidos pupitres y han integrado nuevos modelos, no solo para acondicionar los ambientes más modernos sino para brindarle tanto a niños como  a jóvenes la posibilidad de estudiar en pupitres cómodos.

¿Cómo saber si la silla del pupitre es la adecuada?

¿Cómo saber si la silla del pupitre es la adecuada?

La comodidad es esencial para el estudio

Si bien es cierto la comodidad  es necesario para el estudio, pero no en exceso. Estudiar en lugares con amplios sofás, recostado en la cama en vez de beneficiar genera un estado de falta de concentración.

Hay que tener un equilibrio, por supuesto la comodidad de la silla influye mucho para poder llegar a concentrarse. En casa se puede contar con pupitres que se adapten a las necesidades de cada niño u adolescente pero en la escuela ese punto es un poco difícil.

Las instituciones la mayoría de las veces se enfocan en aumentar la matricula y potenciar este punto. Ya es un hecho que muchos alumnos no rinden porque no se sienten a gusto cuando están recibiendo clases. Por ello es que últimamente se han visto que los mesones son más amplios, las sillas se colocan de acuerdo a las edades y  que los materiales los pupitres son más resistentes.

Una silla adecuada promueve la concentración

La silla es la clave de un buen pupitre. De ella depende que los estudiantes logren una armonía con la ergonomía y la buena postura. Un niño que esta flexionado con el cuello bajo o con los pies sin un soporte en el piso difícilmente va a lograr concentrarse. Va estar más preocupado de los espasmos que prestando atención a la actividad que está realizando.

No basta con solo hacer campañas de concientización para que los estudiantes logres una mejor postura, hay que ayudarlos colocando en los salones de clases y en casa sillas que se ajusten a sus necesidades. También hay que prestarle atención a las necesidades de los estudiantes especiales como los zurdos o los que tienen sobrepeso o son muy altos.

Por supuesto no se puede personalizar cada silla con cada usuario, pero si se puede buscar unas sillas que se adapten a la ergonomía de niños y adolescentes respectivamente. Si se mejora este punto en particular los estudiantes pueden llegar a otro nivel de concentración ideal para poder alcanzar la excelencia y mantener la salud integral.

Tipos de sillas

Existen muchos modelos de sillas para pupitres, aquí vamos a mostrarte los diferentes tipos de sillas y para que edad es perfecta para utilizarlos. Entre las más resaltantes tenemos:

  • Las sillas para Kinder

Estás sillas tienen la particularidad que tienen asientos y espaldares anatómicos termoformados, ideales para niños entre 3 y 5 años. Son suficientemente resistentes pero al mismo tiempo ligeras para que los niños las puedan manipular. No son muy altas, la altura no excede los 35 cm adecuándose a la estatura promedio de los niños.

  • Sillas para niños entre 7 entre 10 años

Los salones clases necesitan sillas con espaldares y asientos anatómico. Lo puedes utilizar de dos maneras, en pupitres con tabla incorporada y pupitres con sillas y mesas por separados. En ambos casos deben ser acorde con la altura de los estudiantes y las tablas de ser posible removibles para poder entrar y salir con facilidad. La altura de la sillas en ambos casos no debe exceder los 42 cm del piso.

  • Sillas para adolescentes y adultos

Estas sillas tienen la particularidad de brindar el soporte necesario para los estudiantes. Tienen que ser cómodas siempre con los espaldares inclinados no rectos para poder estabilizar la columna. Se utilizan en preparatorias y universidades. en algunas institutos las hay acolchadas para aprovechar la concentración al máximo.

Saber si la silla del pupitre es la adecuada depende de cada edad, no es posible personalizar las sillas, pero en cambio si se puede diseñar modelos con la anatomía del cuerpo.