Saltar al contenido

¿Cuándo es necesario usar pupitres dobles para los estudiantes?

La ubicación y distribución de los estudiantes no es una decisión que se toma a la ligera. Existen razones por la cual se utilizan ciertos tipo de mobiliario en los colegios. El uso de pupitres dobles se ha erradicando con el tiempo para darle mayor privacidad y seguridad a los niños. Pero ¿sabes en realidad, cuándo es necesario usar pupitres dobles para los estudiantes?.

Los pupitres dobles son una excelente opción para aprovechar los espacios, pero muchas veces resultan incómodos para los estudiantes. Sobre todo si tienen que compartir banco. En la actualidad el concepto de pupitres bipersonales ha cambiado de diseño y ofrecen algunas alternativas incluso con sillas individuales.

Estudios han demostrado que si bien son una excelente herramienta para fomentar la comunicación y el trabajo en equipo. También le resta seguridad al estudiante y puede traer otros problemas. Por ello es que muchos colegios solo los utilizan para ciertas materias, para ciertas edades o los han desechado por completo de las aulas.

¿Cuándo es necesario usar pupitres dobles para los estudiantes?

Características de los pupitres dobles

Este tipo de pupitres tiene muchas variables, es posible conseguirlos no solo compartiendo mesas sino sillas tipo bancos o dos sillas individuales. Lo que si no varía es el tamaño de las mesas, son rectangulares los suficientemente amplia para poder escribir cómodamente.

Además de compartir espacio, los pupitres para 2 personas inclina  los estudiantes a compartir los recursos. La mayoría tiene dos conjuntos de cajones o áreas de almacenamiento similares para permitir que comparten la estación de trabajo y puedan colocar sus suministros sin ningún problema.

Es ideal para  espacio limitados, colocar a dos personas en un pupitres puede ser una solución. Sin embargo no solo se está ahorrando espacio, sino que también está facilitando los procesos de aprendizaje.

Los pupitres dobles en la actualidad son muy diferentes al de hace una décadas atrás. Las sillas se han ido moldeando a la ergonomía y atrás quedaron los bancos duros que hacían que muchos estudiantes se enfocaran más en los espasmo que en el aprendizaje mismo.

Ahora la tendencia se inclina a materiales más livianos, moldearon la madera de otra manera, las tablas son más amplios y vienen provisto de un diseños no tan monótonos sino más estéticos.

  • Usos

Este tipo de pupitres no solo se utilizan para las escuelas de los niños, sino que se han ido implementado en diferentes áreas, no solo a nivel académico sino a nivel profesional.

Hoy en día es común ver en diferentes espacios de oficinas, pupitres dobles para poder implementar cursos de capacitación a los empleados, hacer reuniones y compartir estaciones en ciertas actividades.

Muchas instituciones y centros de formación han logrado integrar sus espacios con este tipo de mobiliarios. Una de las principales ventajas es que dos personas de forma independiente tienen la posibilidad de compartir recursos, como computadoras, fuentes de energía, iluminación y necesidades tecnológicas similares.

Estos pupitres también se pueden usar como área de recepción, especialmente los que están diseñados para asientos de lado a lado. Ambos trabajadores pueden enfrentar a personas que se acercan y aún pueden tener sus propios recursos listos para comenzar.

No solo está ahorrando espacio, sino que también está facilitando procesos, ya sea que se trate de comprar boletos para eventos especiales, saludar a los clientes o felicitar a los nuevos estudiantes o profesionales mientras distribuyen materiales.

Cuando puede comprimir dos espacios de trabajo en un área a menudo ocupada por uno, está aumentando el uso eficiente de su espacio en el piso. En la oficina, la escuela o el hogar, los pupitres dobles pueden marcar la diferencia en su asignación de espacio y recursos, sin sacrificar el estilo.

  • Edades recomendadas

A nivel escolar es recomendable en las primeras etapas de la educación. Los niños de Kinder y los primeros años primaria deben aprender a compartir espacios, trabajar en equipos y estos pupitres son una buena opción.

Para niños más grandes y a nivel de secundaria es recomendable que se se utilicen estos pupitres solo para ciertas asignaciones, no para el diario. Por ejemplo es muy útil para actividades extra curriculares, conferencias, informática y otros donde se requieran solo un par de horas semanales.

Para otras instituciones y cursos no hay límites de edad, siempre y cuando las sillas sean cómodas y la talla de las personas permitan estar cómodas y no invadan el espacio del otro.